En Ecuador se desarrollan soluciones tecnológicas

NoticiasEcuador

En Ecuador se desarrollan soluciones tecnológicas

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), en una encuesta realizada entre el 2009 y el 2011, el 1,58% del PIB está destinado a Actividades de Ciencia, Tecnología e Innovación. La adquisición de maquinaria y equipos, capacitación e innovación, y desarrollo interno son parte de esta inversión, la cual busca mejorar la calidad de bienes y servicios, remplazar los productos o procesos desactualizados, reducir los costos de producción, entre otros.

En el 2013 fue presentada en el World Tunnel Congress en Suiza,una solución tecnológica utilizada en la reparación del túnel de conducción de la Central Hidroeléctrica Pucará. Esta central, cuyo funcionamiento inició en 1977, se paralizó en el 2011 por un deslizamiento que afectó la estructura del túnel de conducción.

inferior al túnel. Esto permitió –temporalmente– conducir el agua del embalse a la casa de máquinas, a través del tramo afectado, para el funcionamiento de una de las dos turbinas de 36 MW. Esta solución tecnológica redujo el impacto económico de la paralización de la central Pucara, por la no generación de electricidad y el vertido de las aguas del Embalse Pisayambú, que se encontraba lleno.

Paralelamente, Odebrecht -a cargo de la reparación del túnel – avanzaba en la construcción de un túnel ‘by-pass’ de 900 metros de longitud, que sustituiría el tramo afectado por el deslizamiento. Los trabajos fueron concluidos en 2014.

La tubería reforzada con fibra de vidrio instalada, también conocido como PRFV, por la naturaleza de sus componentes, es clasificada como uno de los materiales más resistentes, livianos y flexibles para conducción de agua. Esta actúa en conjunto con el medio donde se desempeña, optimizando su resistencia a las cargas, tanto internas como externas, con un reducido costo de materiales y recursos. El resultado es un tubo con un coeficiente peso/resistencia considerablemente alto.

**VIDEO**

El Acueducto La Esperanza, localizado en Manabí, que está siendo construido por la misma empresa, utilizó una nueva técnica en soldadura automática. Esta tecnología fue utilizada por primera vez en Ecuador, en este proyecto, en tuberías de gran diámetro (48”). El procedimiento demandó la preparación del personal encargado de soldadura de la obra, a quienes se los capacitó en un programa especializado. Esto permitió el desarrollo de habilidades y la práctica de técnicas para la posterior construcción de aproximadamente 20 Km del acueducto.

La soldadura es un proceso antiguo que une piezas de manera permanente. Existen varios tipos, uno de los más comunes es la manual con electrodo revestido. Una soldadura se compone de cuatro pases: raíz, caliente, relleno y capa. En el método convencional el electrodo realiza el pase raíz y caliente de forma separada, dos pases, y el innershield el relleno y capa en dos pases adicionales, teniendo como resultado los cuatro pases del proceso. Mientras que en la soldadura mecanizada, el STT realiza los pases raíz y caliente en un pase y el robot el relleno y la capa, optimizando el tiempo al ahorrar uno de los pases del proceso de soldadura. Esto ahorra tiempo en la ejecución y materiales empleados, además de utilizar combinación de CO2 (25%) y argón (75%), los cuales protegen a la suelda de la oxidación, impurezas y humedad del aire.

Entre los beneficios de esta tecnología están la reducción de tiempos en ejecución, productividad, y el más importante se presenta durante la inspección con ultrasonido, donde se obtuvieron más resultados positivos y, los ensayos de las soldaduras son menos propensos a dar rechazo y a generar reparaciones que aumentan costos. El resultado es una soldadura limpia visualmente y de mejor acabado, prácticamente no produce salpicaduras en la capa de terminado.

Sin duda, el desarrollo y aplicación de tecnologías es un factor de diferenciación. Según la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (SENESCYT), Ecuador invierte el 0,47% de su PIB en tecnología. La meta es llegar al 1%. Esto permitirá incursionar en nuevos estudios, que aporten ventajas competitivas a las organizaciones que emprendan procesos innovadores como Odebrecht.