Acceso al agua: primordial para el desarrollo social y productivo

NoticiasEcuador

Acceso al agua: primordial para el desarrollo social y productivo

Según el documento ‘Marco sectorial de agua y saneamiento’ del BID, el 88% de las enfermedades en la infancia y el 61% de la mortalidad infantil por infecciones intestinales están vinculadas a este problema. Por otro lado, datos del Banco Mundial (2012) muestran que solo el 64% de la población mundial cuenta con infraestructura para recibir agua de calidad. Según este banco, Latinoamérica posee alrededor del 31% de las fuentes de agua del mundo. Sin embargo, tiene grandes zonas áridas con recurrentes épocas de sequía, que requieren de obras de ingeniería para fomentar la actividad agrícola.

Uno de los objetivos de Desarrollo del Milenio es universalizar el acceso a los servicios de buena calidad. A su vez, Las Naciones Unidas busca aumentar la inversión pública y privada en agua, saneamiento, riego y control de inundaciones en el nuevo Marco de Prioridades del 2015, que plantea el acceso a los mismos como un derecho humano fundamental. En Ecuador, más del 28% de la población no tiene acceso a agua por red pública y aproximadamente el 22% no cuenta con un sistema adecuado, según cifras del Censo Económico del 2010. El sector rural es el más afectado, pues solo el 49% de su población tiene acceso al recurso hídrico.

El país ha invertido en obras que provean de agua para el consumo, riego, control de inundaciones y saneamiento. Uno de las más relevantes es el trasvase del río Daule, en Santa Elena. Fue construido entre 1988 y 1997, y tiene tres tramos que permiten la provisión de agua para consumo humano, industrial y de riego para 42.000 hectáreas. El proyecto, denominado Obras Complementarias de Infraestructura para la Península de Santa Elena, edificado entre 1997 y 2002, permitió que 16 poblaciones urbanas y rurales tengan acceso a agua potable y alcantarillado sanitario. Otra obra importante es el trasvase de los ríos Chone y Portoviejo, construido en el 2001.

Desde el 2012, se construye un trasvase en el río Daule, que contará con estructuras de regulación y control, de desvío, sifones, galerías y puentes para mitigar los efectos de las inundaciones invernales y mejorar la producción agrícola en épocas de sequía. Esto contribuirá al mejoramiento de las condiciones de vida de 130.000 habitantes de zonas rurales de Guayas y Los Ríos. En Manabí se construye un acueducto desde 2013, que transportará agua cruda desde la represa La Esperanza hasta las poblaciones de Manta, Montecristi y Jaramijó. También dotará de agua cruda necesaria para la operación de la Refinería del Pacífico.

La inversión en infraestructura adecuada, que incluye aspectos ambientales, sociales y sostenibles, contribuye al crecimiento económico de las comunidades y garantiza el desarrollo social y productivo de los países. De ahí la importancia de proyectos que cubran necesidades elementales del ser humano como el agua.

http://www.mundoconstructor.com.ec/noticias/252-acceso-al-agua-primordial-para-el-desarrollo-social-y-productivo.html